Historia del libro

La historia de un agradecimiento
a las dimensiones del mundo…

El origen

En el otoño de 2013, Daniel, un padre de 55 años, expresa su deseo de hacer un libro sobre la vida consagrada en la Suiza de habla francesa “para agradecer a todas las personas consagradas que me permitió estar hoy en pie”. Habla del proyecto con unas religiosas y religiosos, y algunos se alegran de la iniciativa. Un pequeño grupo de reflexión se constituye, se crea la Asociación “La Vida Consagrada” y el concepto se desarrolla: será un pequeño libro de 12 x 15 cm, compuesto de testimonios de personas consagradas de Suiza, principalmente de Suiza de habla francesa. Será impreso en francés, en la imprenta de las Hermanas de St. Paul.

Monjas, Religiosas apostólicas, Vírgenes consagradas, Viudas consagradas, Ermitaños, miembros de los Institutos seculares, Monjes y Religiosos apostólicos enviaron testimonios, alrededor de doscientos. El grupo de reflexión lee todo y selecciona ochenta testimonios o extractos de testimonios. Durante este tiempo, un fotógrapho, Jean-Claude Gadmer, viaje en Suiza de habla francesa para tomar imágenes de personas consagradas, de acuerdo con los calendarios de las comunidades.

La intervención del papa

Al fin de septiembre 2014, la mayor parte del trabajo es hecho. Un Jesuita escribe el prólogo, una famosa mujer política escribe el epílogo. Solo una cosa falta: conseguir un testimonio del papa Francisco, también consagrado. Gracias a una combinación de circunstancias favorables, Daniel obtene una hora con el secretario del papa, Monseñor Guillermo Karcher, al fin de octubre. Le presenta el proyecto al papa, que es muy emocionado para esta iniciativa. El papa quiere conocer personalmente el padre y le dice su interés en el libro. Le ofrece algunas modificaciones, como el título, que quiere “más misionero”. Así La Vida Consagrada se vuelve Amar es darlo todo. El papa pide traducir este libro en muchos idiomas y difundir le ampliamente, especialmente en África. Daniel formula algunas objeciones sobre el alcance del proyecto, evocando la falta de profesionalidad del grupo, la falta de dinero, etc. El papa replica cada vez invitando a avanzar y a confiar todo a San José. Además, quiere que se le presenta el libro, casi terminado, en el medio de noviembre, para que se puede tomar una foto de él con el libro para su publicidad. Luego viene la idea de una distribución sobre la Plaza de San Pedro durante el Angelus de un domingo 2015: cien mil ejemplares regalados.

Desde la Suiza de habla francesa al mundo…

Después de todas estas emociones, el grupo vuelve al trabajo. Él busca traductores cualificados en italiano, alemán, inglés, español, polaco, portugués; reflexiona en la edición, busca dinero y patrocinadores; consulta las uniónes de Superiores y Superioras en Suiza y fuera de Suiza, etc. Las ediciones de San Agustín se encargaran de la distribución. La busca de patrocinadores se pone en marcha. El 24 de noviembre, la versión final en francés esta presentada al papa, quien hace sus últimas propuestas, sobre todo acerca de las fotografías.

Los formularios de pedido estan enviados, los miembros del grupo anuncian el lanzamiento del libro para el uno de febrero 2015, las reuniones permiten evocar la historia de este pequeño libro cuya la primera edición contará 200 000 ejemplares, en siete idiomas.

Recuerdo

Hace veinte años, en 1994, el libro Encuentros en el monasterio, publicado por las Ediciones Prier Témoigner en 12 000 ejemplares conoció un gran éxito. Este libro, best-seller en 1994, recibió el Premio Especial del Jurado 1995 del Premio Catholic de los Medios. Fue una gran satisfacción para sus autores, Patrice Favre, periodista, Jean-Claude Gadmer, fotógrafo, y Daniel Pittet, iniciador del proyecto, con el comité ad hoc de las comunidades contemplativas.

Participe a la campaña para financiar el envío
del libro “Amar es darlo todo” en África.